19/3/10

Testimonio de una Guia, una voluntaria

http://usuarios.lycos.es/nitroxix/scout/insigniachika.gif

En las últimas semanas nuestro país ha sufrido un duro golpe, cientos de familias han perdido el trabajo de una vida, han visto desaparecer sus hogares y pueblos donde vivían, para más pesar se han perdido vidas y aun estamos lejos de saber el número total de estas. En estos duros momento que vivimos, nacen los mas valiosos actos de servicio y voluntariado, gente que deja de hacer sus cosas habituales y vuelca toda su energía y tiempo en poder ayudar a lo demás, en servir sin esperar recompensa, por que ese es el espíritu del voluntario, ese es el espíritu Guía y Scout.

En el transcurso de los días hemos conocido historias impactantes, fuertes, que nos sobrecogen y que nos emocionan. También hemos sido testigos de la solidaridad en su máxima expresión, testimonio vivo de la humanidad que hay en todos nosotros.

Hoy el Grupo de Guías y Scouts Don Bosco, quiere compartir un testimonio de una voluntaria, que por lo demás se nos hace conocida; ella al igual que tu ahora, formo en nuestra filas, fue una guías, una rutera y ahora que ya camina su propia senda no olvida los valores que la inspiran. Te invito a que leas lo que nos tiene que contar Karina León Belmar, de 26 años, hoy Cirujano Dentista.

¿Cuéntanos Karina, antes de entrar en materia, en que unidades del Grupo Don Bosco estuviste y en que años?
Estuve en la compañía Santa Juana de Arco aprox. tres años, donde llegué a ser guía de guías y luego pase a la Ruta donde estuve un par de años más. ( los años no los recuerdo bien...94-99 o por ahí)

¿Cuáles son los recuerdos que se te vienen a la mente, al pensar en el grupo?
Recuerdo las noches en el fogón, el Jamboree mundial del 99, los campamentos y todas las tardes de sábado compartidas con mi unidad. Conocí a un grupo de gente muy valiosa, que formó parte importante de una etapa de mi vida inolvidable.

¿Crees que la formación guia-scout, te ha ayudado en tu vida profesional y personal?

A pesar de no ser miembro activa de ningún grupo en la actualidad, me ayudó fundamentalmente a tener conciencia de que somos parte de una sociedad en la que todos nos necesitamos unos a otros. Y a entender que tenemos la responsabilidad de poner toda nuestra energía en tratar de lograr un mundo mejor, desde la tribuna donde nos toque estar....

Mucha gente ha quedado damnificada por el terremoto, y tu con un grupo de amigos han ido en ayuda de ellos de forma voluntaria, háblanos como nace esta idea, y con quien fuiste.
La idea surge de manera espontánea... el 27 de febrero yo estaba en Punta Arenas, y viendo las noticias por tv sentía mucha impotencia de no hacer algo concreto. Un amigo empezó con la idea de ir un grupo de voluntarios a Pelluhue, y de a poco nos fuimos organizando por cuadrillas. Terminé siendo coordinadora del equipo de salud. En total fuimos 20 personas, casi ninguna se conocía entre si, pero todos íbamos con una idea en común: ayudar, como fuera, donde fuera.


¿Porque servir como voluntario?
Como te dije anteriormente, nace principalmente de la necesidad de hacer algo concreto, de servir. De ser parte, una mínima parte, de la reconstrucción de Chile. De no quedarse con las manos cruzadas...Tuve la oportunidad de ir a un lugar devastado, pero creo que el ser voluntario va desde ayudar a juntar comida o recursos, trabajar con una pala, poner tus conocimientos al servicio de otros. En fin, ayudar desde donde puedas, como puedas... pero ayudar!



¿Como se llama la localidad donde fueron?
Fuimos a Pelluhue, Curanipe, Chanco. Todo en la séptima región, pueblitos muy pequeños y devastados.
Nos organizamos de manera independiente. Ahora tenemos nombre: AVI chile.... amigos voluntarios independientes. La idea es reunirnos para continuar con la ayuda.. Reconstruir tardará meses, no debemos olvidar eso. La ayuda al comienzo llega por montones. Pero hay que tratar de hacer planes de ayuda a largo plazo.

Con tus palabras, aunque sea duro, ¿Cómo viste la realidad de nuestros compatriotas?
Uff.Estaba muy desbastado. Camiones dados vuelta en los ríos,casas destruidas, bosques llenos de basura.. la playa devolviendo lo que el mar se robó.
Sin embargo, lo que más me sorprendió fue la fuerza de la gente para seguir adelante. Conocí a quienes habian perdido todo y aún así sonreían por no haber perdido a nadie, ayudando desde donde podían. Es en estos momentos cuando uno más valora la vida. E historias, fueron cientos, algunas de un dolor inmenso y otras muchas de esperanza...

¿Cuál fue la principal labor que realizaron?
Como te mencioné nos dividimos en cuadrillas: logística, salud, veterinaria, fuerza de trabajo, etc.
En resumen llevamos toneladas de comida de animales que fueron repartidas, ayudamos a demoler casas y también nos unimos a un techo para Chile para ayudar a construir mediaguas, estuvimos ayudando a ordenar una central de acopio de la ayuda, ayudamos con la distribución de alimentos y ropa..., y los de salud estuvimos los 3 primeros dias cubriendo las necesidades en el hospital de chanco.





¿Como fue la recepción de la gente?
Increíble. Todos ultra agradecidos por que estábamos ahí. Conversar un rato con la gente ya hacia que nuestro viaje valiese la pena. Gente que vivía en campamentos en el cerro nos regaló pancito amasado, a otros los invitaban a almorzar. Imagínate, gente que lo perdió todo y aún así tiene la generosidad para compartir. Fueron muchas las lecciones de vida que aprendí.

¿Que cosas has ganado de esta experiencia?
Creo que aún no dimensiono todo. Supongo que hoy soy una mujer más fuerte, con más conciencia de la realidad. Entiendo que las pequeñas caídas que uno tiene no son nada comparado con lo que le pasó a Chile. Me siento más orgullosa que nunca de mi país, y sé que siempre tendremos la fuerza interior para salir adelante si alguien flaquea, al lado habrá un hombro para ayudarte a levantar.



Como mensaje a todos, nunca olviden la vocación de servicio y lo valores que entregan el movimiento Guía y Scout. Insisto: ayudar desde donde se pueda, a quien se pueda. Como dijo un amigo en el fogón de la última noche en Pelluhue: Quizás vinimos y plantamos un solo árbol entre todos, donde hasta hace poco había un bosque. Pero van a venir más como nosotros, y plantarán más árboles...y algún día, más pronto que tarde, habremos reconstruido Chile.


Actualmente la Asociación de Guías y Scouts de Chile, tiene a más de 6000 voluntarios activos trabajando en diversas áreas requeridas después del terremoto, como en la oficina de la Onemi, recogiendo escombros, juntando alimentos, juguetes, ropa o en las construcciones, ellos pertenecen a algún grupo, pero como Karina hay muchos más que por diversos motivos, personales, laborales no están activos, pero su formación en el movimiento dejo un semilla, la cual muestras sus brotes en momentos como estos o en la vida cotidiana de por si. Recuerda, en tus manos esta dejar este mundo, mejor de cómo lo encontraste.



Por que simplemente: Una vez Scout… Siempre Scout.



Comparte esta nota, la historia de Karina como muchas más es valiosa.


Artículos Relacionados:



0 comentarios:

Related Posts with Thumbnails

Licencia

Licencia Creative Commons Grupo Guias y Scouts Don Bosco por Grupo Don Bosco se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported. Basada en una obra en www.GrupoDonBosco.cl. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://gruposcoutidb.blogspot.com/2008/11/contactanos.html.